Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias funcionales de sesión como p.ej. las que utilizamos para que el sitio responda al tamaño de pantalla del usuario o el idioma seleccionado. También usamos cookies de terceros con fines analíticos, para entender cómo utilizas nuestra página web, y en función de eso, mejorarla y hacerla más funcional .
Consulta nuestra Política de Cookies para obtener más información.

Las cookies de sesión son necesarias. Puedes aceptar las cookies analíticas pulsando el botón ACEPTAR.

Cookies Analíticas
Cookies de Google Analytics.
Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima. Si no permite estas cookies no sabremos cuándo visitó nuestro sitio.

Cookies necesarias
Cookies analíticas
ACEPTAR

federación valenciana de atletismo
FICHA NOTICIA
02/05/22
Aimar Palma, un plusmarquista autonómico desde Estados Unidos/Aimar Palma, un plusmarquista autonòmic des dels Estats Units
Aimar Palma, un plusmarquista autonómico desde Estados Unidos

Me veo capaz de superar los 70 metros”, asegura el martillista de Castellón, que lanzó 67,75 en California y que estudia desde 2019 en Arkansas State University


Aimar Palma (Castellón, 1999) lanzó hace unos días, el 16 de abril, 67,75 con el martillo. El atleta del Playas de Castellón, un joven de 22 años que compite en la NCAA con la camiseta de Arkansas State, logró batir en Walnut (California) el récord autonómico de Juan Vicente Mampel (66,65 desde 2012) por más de un metro. De esta firma se coloca con la sexto mejor marca española del año y como el decimoséptimo martillista nacional de todos los tiempos.

El lanzador de la Comunitat Valenciana se fue a Estados Unidos en el verano de 2019. Desde joven le había llamado la atención la posibilidad de estudiar en una universidad norteamericana. “Me gusta, sobre todo, cómo valoran el deporte, y en los últimos años de instituto ya empecé a informarme y a buscar la forma de conseguir una beca. Sabía que quería estudiar un grado universitario pero que en España iba a ser bastante complicado poder compaginar entrenamientos y estudios, así que opté por venirme aquí”, explica desde Jonesboro, donde se encuentra Arkansas State University.

El nuevo plusmarquista autonómico empezó en el atletismo con 13 años en Gaetà Huguet. Su padre fue lanzador de disco y siempre le estaba espoleando para que probara. Un día fue a la pista en unas jornadas de puertas abiertas, le convenció y se apuntó. El martillo le atrajo desde el primer momento. “Lo elegí porque pensé que era la prueba en la que más me iba a divertir. Desde el principio hubo algo que me enganchó completamente y que me hizo querer mejorar. Y, además, me gusta porque es una prueba técnica en la que el físico influye pero no tanto como en los otros lanzamientos”.

Palma, que entrenaba en Castellón en el grupo de Mari Carmen Vidal y que era amigo y compañero del anterior plusmarquista, Juan Vicente Mampel, acabó eligiendo Arkansas por la influencia de otro lanzador español, Cristian Ravar, que había tenido una buena experiencia en esta universidad que desde 1972 siempre ha contado con algún deportista en los Juegos Olímpicos. Algunos de los Red Wolves (lobos rojos) más destacados de Arkansas State son Jaylen Bacon, un velocista que ha bajado de los diez segundos en los 100 metros (9.97) y que ha sido medallista de plata con el relevo estadounidense de 4x100 en el Mundial de Londres 2017, y Sharika Nelvis, una vallista que ha corrido en 12.34 -décima en el ranking mundial de todos los tiempos en los 100 metros vallas- y que ha ganado cinco veces en mítines de la Diamond League.

El atleta de la Comunitat Valenciana está cursando el tercer año del grado de Marketing con énfasis en ventas. Cada día dedica entre tres y cuatro horas al atletismo adoctrinado por Matt Kraft, un entrenador que lleva catorce años trabajando para los Red Wolves. Palma vive en unos apartamentos dentro del campus de esta universidad ubicada en un Estado que el lanzador define como “bastante rural pero muy conocido por sus lagos, ríos y parques naturales”.

Cada día se despierta a las ocho de la semana, desayuna en la cafetería del campus y después de centra dos o tres horas en sus clases. Al acabar trabaja como tutor de Español en la universidad y, cuando concluye las tutorías, suele entrenar entre las dos y las cinco o las seis de la tarde. Vuelve a la cafetería para cenar y luego alarga la jornada un par de horas más para hacer trabajos y estudiar.

El integrante del Playas de Castellón, que lleva ya tres competiciones por encima de los 65 metros, está encantado en la NCAA. “Yo creo que es la mejor organización académico deportiva que existe hoy en día. No conozco ningún otro sistema que ayude tanto a los atletas a poder conseguir un título universitario a la vez que entrenas. Es cierto que las temporadas empiezan más pronto y se compite más seguidamente pero solo hace falta acostumbrarse y saber cuáles son las prioridades del atleta. En mi caso la prioridad son los campeonatos universitarios y por eso me veo obligado a dejar en segundo plano los campeonatos de España. Aún así me gusta alargar la temporada para llegar al Campeonato de España en verano”.

Ese lanzamiento de 67,75 en Walnut, al este de Los Ángeles, eleva al joven castellonense al decimoséptimo puesto entre los mejores martillistas españoles de la historia. Y lo logra con solo 22 años y mucho por delante en una prueba tan técnica como la suya. “Es un honor para mí haber entrado en el top-20 y ahora una de mis metas es superar los 70 metros, que, la verdad, después de todo el trabajo que he realizado aquí, me veo capacitado. El atletismo, para mí, es más un medio que un fin, pero mientras pueda seguir entrenando a este nivel y siga disfrutando del deporte, me gustaría poder alargar mi carrera al máximo”.

ARCHIVOS PDF