Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias funcionales de sesión como p.ej. las que utilizamos para que el sitio responda al tamaño de pantalla del usuario o el idioma seleccionado. También usamos cookies de terceros con fines analíticos, para entender cómo utilizas nuestra página web, y en función de eso, mejorarla y hacerla más funcional .
Consulta nuestra Política de Cookies para obtener más información.

Las cookies de sesión son necesarias. Puedes aceptar las cookies analíticas pulsando el botón ACEPTAR.

Cookies Analíticas
Cookies de Google Analytics.
Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima. Si no permite estas cookies no sabremos cuándo visitó nuestro sitio.

Cookies necesarias
Cookies analíticas
ACEPTAR

federación valenciana de atletismo
FICHA NOTICIA
20/08/23
Fátima Diame, sexta del mundo/Fàtima Diame, sisena del món
Fátima Diame, sexta del mundo

La valenciana se queda a seis centímetros de las medallas y Quique Llopis se mete en las semifinales con su segunda mejor marca de siempre

Fátima Diame ha acabado sexta en la final de longitud del Campeonato del Mundo que se está celebrando, desde el sábado y hasta el domingo 27, en Budapest. La atleta valenciana logra su mejor resultado internacional y ronda las medallas en un concurso en el que empezó con un salto muy prometedor de 6,82 -igualaba su mejor marca personal- que luego no pudo superar.

La final fue todo lo contrario que la clasificación, donde hizo dos nulos y tuvo que resolverlo en el último. Diame empezó con un salto y ya estaba en su tope, 6,82 metros. Acabó la primera ronda como líder y prácticamente tenía asegurado el pase a la mejora. Tenía cinco saltos para mejorar su plusmarca y elevarse en la clasificación. Por eso arriesgó y vinieron los nulos. En la última ronda la superaron la rumana Alina Rotaru-Kottmann (6,88), que fue tercera, y la italiana Larissa Iapichino (6,82 pero mejor segundo salto)  y cayó hasta una sexta posición que es todo un éxito.

La medalla de bronce estaba muy cerca, a seis centímetros, y Diame fue a por todas en el último intento. El salto fue largo, pero nulo. La atleta que entrena en Guadalajara con Iván Pedroso estaba satisfecha con el resultado. “Mi objetivo era estar entre las ocho primeras. He empezado muy bien, así que he decidido arriesgar. El viento ha cambiado un poco y cuando me he dado cuenta me quedaba uno. He arriesgado y ha sido nulo por muy poco, pero sí digo que estoy triste estaría mintiendo. En Eugene me lesioné y me quedé fuera de la final y este año estoy totalmente libre de lesiones, así que contenta”.

La experiencia en las pruebas de la Diamond League le ha dado a Diame, a un año de los Juegos Olímpicos de París, un poso para tutear a las grandes de la especialidad. “Antes sí que me achantaba, ahora ya no me achanta competir con ellas”.

Quique Llopis alcanzó su primer objetivo en su segunda presencia en un Mundial. El atleta de Bellrreguad aguantó el primer encuentro con los grandes de la especialidad y alcanzó las semifinales de los 110 metros vallas con la segunda mejor marca de su vida (13.33). El atleta del Playas de Castellón mantuvo un bonito duelo con Hansle Parchment. El valenciano ataca la valla con la pierna derecha y, en la calle contigua, el jamaicano lo hacía con la izquierda. Cada diez metros sus cuerpos se unían, un ligero roce, la incertidumbre de un choque, pero no hubo problemas y Parchment se llevó el triunfo con tres centésimas de ventaja.

Llopis pasó por puestos -los tres primeros tenían una plaza en las semifinales- y alcanzó el primero de sus objetivos. Ahora, en la siguiente carrera, este lunes por la tarde, el pupilo de Toni Puig intentará mejorar su marca personal (13.30) y quedarse lo más cerca de la final. Pasar sería una proeza.

Lo más importante es que el accidente, y las secuelas mentales, han quedado atrás. El trabajo con su psicóloga está dando sus frutos y Llopis se muestra cada vez más maduro, dentro y fuera de la pista. “Mi objetivo está conseguido y ahora quiero mejorar el decimosexto puesto del año pasado en Oregon. Hay que llegar en el mejor momento a estas competiciones y yo he hecho la mejor marca de la temporada. Mañana quiero disfrutar como hoy, que he salido muy tranquilo y muy seguro de mí mismo. Estoy contentísimo porque han sido meses muy complicados después de la experiencia de Estambul -sufrió una caída escalofriante en la final y acabó en el hospital-, ver que sale el trabajo para llegar bien hasta aquí. Creo que en Silesia (Juegos Europeos) desbloqueé ya ese miedo porque tuve un toque en una valla y me rehice muy bien”.
https://twitter.com/i/status/1693310148846961060

ARCHIVOS PDF
LINKS