Esta web utiliza cookies propias y de terceros necesarias únicamente para la navegación. Si continúa navegando en esta página, consideramos que acepta su uso en los términos indicados.
federación valenciana de atletismo
FICHA NOTICIA
11/09/20
Siete opciones de oro/Set opcions d'or
Siete opciones de oro

Pablo Torrijos quiere recuperar el lugar que le pertenece. El mejor saltador de triple de la historia cedió el título en 2019 pero este fin de semana (él compite el sábado, 20.30 horas, en la sede de Alcobendas) está dispuesto a recuperarlo en el centenario de los Campeonatos de España. El castellonense es el líder indiscutible este año después de haber saltado dos veces por encima de los 17 metros en el Gaetà Huguet (17,06 y 17,09). Estaba convencido de que tenía en sus piernas un nuevo récord de España (este invierno, en Ourense, lo colocó en 17,18), pero durante esta temporada atípica surgió un problema en la fascia del pie que le provoca dolor cuando lleva varios saltos. Aún así no debería tener problemas en colgarse su sexta medalla de oro en unos Campeonatos de España al aire libre.


A su estela aparece el valenciano Marcos Ruiz, que sigue adaptándose a los cambios introducidos por su nuevo entrenador, el mítico Antonio Corgos, y parece lejos de Torrijos.


No es el único atleta de la Comunitat Valenciana que aspira a lo máximo en esta competición repartida en cuatro sedes por el coronavirus: Alcobendas, Getafe y las dos de Madrid (Moratalaz y Vallehermoso). Si Torrijos persigue un título que conoce bien, Quique Llopis va a intentar estrenarse. Solo tiene 19 años, pero la ausencia del invicto Orlando Ortega (ha ganado todas las carreras en 2020) coloca como favorito al de Bellreguard, quien el pasado domingo batió el récord de España sub 23 al correr en 13.50, la séptima mejor marca española de todos los tiempos.



El valenciano, que se entrena con Toni Puig en Gandia, solo tiene 19 años y su prueba, los 110 metros vallas, es pródiga en sorpresas, pero llega en un gran momento de forma y corre en una pista, la de Getafe, donde hace dos años se vieron marcas sorprendentes en las pruebas de velocidad, incluido un récord de España de 200 de Bruno Hortelano.


Las vallas altas presentan alternativas valencianas, como Luis Salort, de Gandia, quien después de unos meses muy complicados por problemas personales intenta alcanzar su mejor versión. El atleta de Rafa Blanquer ha corrido en 13.93 esta temporada. También aspira a las medallas Kevin Sánchez (13.91 este año). Su gran rival será Asier Navarro.


Los focos del 800 apuntan al duelo entre Álvaro de Arriba (1:45.71 este verano y campeón de Europa ‘indoor’) y Mariano García (el vigente campeón), pero no conviene descartar al alicantino Javier Mirón, quien no para de progresar. El de Ibi empieza a gastar fama de rival infalible en la recta final, donde acostumbra a imponer su punta de velocidad de manera implacable.


La altura es una de las pruebas con mayor censo de atletas de la Comunitat Valenciana. Miguel Ángel Sancho, pentacampeón de España al aire libre, está lejos de su mejor momento. Esta temporada solo ha saltado 2,09, lo mismo que Álvaro Martínez. Los dos valencianos están por detrás de los castellonenes Adrián Sobrino (2,10) y Alexis Sastre, el mejor de los cuatro (2,12), un gran competidor como demostró en invierno alzándose con el título de campeón de España. Este póker de saltadores se miden con el líder del año, el andaluz Carlos Rojas (2,16).


Si Llopis quiere aprovechar la ausencia de Orlando Ortega, Pablo Trescolí intentará hacer lo propio en un decatlón sin el alicantino Jorge Ureña. El valenciano no está en plenitud, pero es uno de los aspirantes en esta prueba tan exigente que se extiende en dos días. A su lado estará Jorge Dávila, un decatleta de Benicàssim que, a sus 20 años, intentar ganarse su estatus.


Salma Paralluelo, aragonesa que corre con licencia de la Federación de Atletismo de la Comunidad Valenciana, protagonizará un esperado duelo en los 400 m vallas con Sara Gallego. La atleta del Playas de Castellón -y futbolista con el Villarreal- tiene peor marca que su rival (58.76 frente a 57.77).


En el salto de altura volverán a echarse un pulso las hermanas Ferrando. Cristina se impuso en el Autonómico después de llegar al desempate, pero Beatriz es la que ha saltado más alto esta temporada (ganó el Campeonato de Dinamarca con 1,82). Aspiran a las medallas, y si falla Saleta Fernández (líder este año con 1,85), al título.


El heptatlón ofrecerá un apasionante duelo entre dos castellonenses que comparten entrenadora, Manoli Alonso, y club, el Playas de Castellón, que presenta a 76 de los 528 atletas que compiten en Madrid este fin de semana. Carmen Ramos (22 años) es explusmarquista nacional (5.905 puntos), pero está inmersa en una larga recuperación después de una lesión y parece que se acerca ya a su mejor momento. Claudia Conte (20 años), que en pista cubierta puso a María Vicente contra las cuerdas, es una ‘combinera’ llamada a estar al mismo nivel de su compañera. ¿Veremos un heptatlón con las dos castellonenses acercándose a los 6.000 puntos?


Fátima Diame, que estaba inscrita para defender su corona en el salto de longitud, es baja de última hora después de sufrir una rotura en un año nefasto también para ella. La pupila de Blanquer tuvo un accidente con la bicicleta en junio y sufrió fuertes contusiones que le obligaron a parar varias semanas.


Estos no son los únicos atletas valencianos que volverán con una medalla de Madrid. Hay otros que aspiran a subir al podio: el siempre combativo Daniel Cerdán (200), Nacho Giménez (5.000), Andreu Blanes (3.000 m obstáculos), Thierno Amadou (longitud), Laura Méndez (5.000), Mar Morant (disco) y Osarumen Odeh (martillo).